STRIGIFORMES



Nueve especies para Uruguay:

 

Tyto alba - Lechuza de campanario

Bubo virginianus - Ñacurutú

Seudoscops (Asio) clamator - Lechuzón orejudo

Aegolius harrisii iheringi - Lechucita canela

Athene (Speotyto) cunicularia - Lechucita de campo

Megascops (Otus) choliba - Tamborcito común

Megascops sanctaecatarinae (Otus atricapillus) - Tamborcito grande

Glaucidium brasilianum brasilianum- Caburé

Asio flammeus suinda - Lechuzón de campo



  



Fatbirder's Top 500 Birding Websites

 

                                                                                                   
                                                                            
A pesar de que en algún momento se agruparon junto a los halcones, los estrigiformes no tienen relación evolutiva con ellos y se encuentran cercanamente emparentados con los caprimulgiformes.

Los estrigiformes comparten similitudes con las aves rapaces diurnas, como por ejemplo la presencia de fuertes garras y un pico curvo y agudo.
Se caracterizan por su gran diversidad de tamaños, que incluyen formas muy pequeñas, como el tecolotito enano (Micrathene whitneyí), hasta el búho pescador de Blakiston (Bubo blakistoni), de 75 centímetros de longitud.
Tienen cabeza grande y un cuello muy corto.
Presentan ojos desarrollados que se dirigen hacia adelante.
Se encuentran fijos dentro de sus órbitas oculares.
Sin embargo pueden girar sus cabezas cerca de 270°.
Muy buena visión en condiciones de baja luminosidad, por ello capturan a sus presas mayormente por la noche.
Presentan plumajes suaves, adaptados para realizar vuelos silenciosos.
Tienen una coloración gris o marrón con manchas o rayas que les permiten camuflarse.
Algunas lechuzas presentan partes de su cuerpo blancas.
En cambio, muchos ejemplares de búho nival (Bubo scandiacus) son totalmente blancos, adaptados al ambiente ártico.
En la mayoría de las especies no existen diferencias significarivas entre ambos sexos.
Cerca de la mitad de los búhos típicos presentan un penacho de plumas a cada lado de su cabeza conocido como "orejas", cuya función no es auditiva sino de camuflaje.
Estos penachos son características de las especies asociadas a los árboles.
Poseen alas y colas cortas.
Los estrigiformes presentan ojos grandes y buena visión.
Se encuentran en posición frontal, permitiéndoles una visión binocular mediante la cual pueden calcular las distancias.
Están rodeados por un disco de plumas característico, que les posibilita orientar las ondas sonoras sensibles hacia sus oídos.
Los estrigiformes se distribuyen en todos los continentes con excepción de la Antártida.
La mayor parte de las especies son tropicales.
La lechuza de campanario (Tyto alba) o el búho campestre (Asioñammeus) son especies cosmopolitas, aunque este último no está presente en Australia.
En cambio, algunas formas se encuentran restringidas en áreas continentales muy reducidas o bien en islas, por ejemplo ciertas especies del género Otus.
Habitan en selvas húmedas, bosques de coniferas e incluso semidesiertos, en general siempre asociados a espacios arbolados.
No viven en zonas muy elevadas ni en los desiertos más áridos.
Tampoco son estrictamente acuáticos, aunque el búho pescador (Scotopelia peli) se especializa en la captura de peces y anfibios de los ríos y lagos de África.
Algunas especies se han adaptado a los ambientes urbanizados, como áreas de cultivo o forestaciones.
Las lechuzas son conocidas por sus hábitos nocturnos, pero existen numerosas especies activas durante el día.
Las especies nocturnas permanecen ocultas durante las horas de luz solar. La mayoría de las especies de ambos grupos pueden emitir fuertes y variadas vocalizaciones, las cuales son utilizadas para atraer o ahuyentar a sus congéneres.
Esto ocurre principalmente durante la etapa reproductiva, cuando defienden un territorio o cuando intentan atraer a su pareja.
Cerca de 20 especies de lechuzas son migratorias.
Otras se han adaptado a los ciclos de vida de sus presas y tienden a ser nómadas, trasladándose a nuevas áreas cuando la disponibilidad de alimento disminuye.
La mayoría de las lechuzas y búhos son territoriales durante la etapa reproductiva.
Sin embargo, algunas especies como la lechucita de las vizcacheras (Athene cuniculariá) suelen excavar madrigueras muy próximas entre sí.
Son monógamos y, en la mayoría de los casos, ambos progenitores cuidan a sus crías.
Las especies más pequeñas de lechuzas anidan en las cavidades de los árboles, mientras que otras pueden hacerlo en madrigueras propias o construidas por mamíferos, en acantilados, cavernas, en nidos de otras aves o en edificaciones humanas como galpones y campanarios.
Ponen huevos blancos de forma redondeada.