PSITTACIFORMES



Nueve especies para Uruguay:

 

Aratinga acuticaudata acuticaudata - Loro cabeza azul

Aratinga leucophthalmus leucophthalmus - Loro maracaná

Aratinga mitrata - Loro cara roja

Cyanoliseus patagonus patagonus - Loro barranquero

Nandayus nenday - Loro cabeza negra

Myiopsitta monachus monachus - Cotorra

Pyrrhura frontalis chiripepe - Chiripepé

Brotogeris chiriri - Catita chirirí


Anodorhynchus glaucus - Guacamayo azul (EXTINTO)



  



Fatbirder's Top 500 Birding Websites

 

 
                  
                                     
Psittaciformes incluye loros, guacamayos, periquitos y cotorras, entre otros.

Tienen grandes y robustos picos curvos y lenguas carnosas, eficientes herramientas tomar frutos y extraer las semillas de las que se alimentan.
Las patas presentan dos dedos hacia atrás y dos hacia adelante.
Son sociales y generalmente muy bullangueros.
Muchas especies se encuentran amenazadas debido a su tráfico como mascotas.
Son tropicales o subtropicales y habitan principalmente en el hemisferio Sur.
Los Psitaciformes son aves de tamaños variables.
El guacamayo Jacinto (Anodorhynchushyacinthinus) puede superar el metro de longitud; el kakapo (Strigops habroptilus) es el más pesado y alcanza hasta 3 kilogramos.
Sin embargo existen especies que apenas miden unos centímetros, como el loro pigmeo (Micropsittapusid).
En general se destacan por sus plumajes muy coloridos de verde, azul, rojo y amarillo, aunque predominan los primeros.
Las colas pueden ser muy largas y terminadas en punta, anchas y redondeadas, o bien ser cortas y cuadradas.
Las cacatúas (familia Cacatuidae) presentan una cresta eréctil.
Sus cabezas son grandes y sus cerebros se encuentran desarrollados.
Los picos son gruesos, ganchudos y con bordes cortantes, ideales para romper la envoltura de ciertas semillas o triturar la vegetación.
Las mandíbulas, musculosas, tienen articulación libre y movimientos independientes, lo que facilita dicha acción.
A diferencia de otras aves, los psitácidos tienen una lengua redondeada y carnosa que utilizan con destreza para abrir las semillas.
Algunos loros poseen lenguas rugosas que utilizan para extraer néctar y polen de las flores.
Sus dedos se disponen de a pares, con el segundo y el tercer dedo dirigidos hacia adelante y el primero y el cuarto dedo dirigidos hacia atrás.
Esta característica es propia de aves trepadoras y les permite manipular objetos con gran habilidad y trasladarse entre el ramaje enmarañado de los bosques o sostenerse cabeza abajo para alcanzar su alimento.
El kakapo (Strigopshabroptilus) es el único psitaciforme que no puede volar.
Alrededor de un tercio de las especies de loros se encuentra en peligro de extinción.
La destrucción del hábitat (en particular, la pérdida de oquedades para nidificar) y la caza para la venta como mascotas son las principales amenazas.
La mayor parte de los Psitaciformes tiene hábitos diurnos.
Viven en grupos o en parejas, y algunos establecen colonias.
Raramente son solitarios.
Se alimentan principalmente de semillas y frutas que consiguen entre las copas de los árboles.
Algunas especies incluyen en su dieta miel, néctar, polen, secreciones de los árboles, raíces y tubérculos.
Raramente cazan insectos.
Pueden utilizar una de sus patas para llevar el alimento hasta sus bocas, comportamiento característico de las especies arbóreas pero prácticamente ausente en aquellas que se alimentan en el suelo.
Debido a que durante su alimentación destruyen las semillas, los Psitaciformes no participan en la dispersión de las plantas que consumen y en ocasiones, pueden afectar la abundancia de determinadas especies.
Gracias a la estructura de sus lenguas pueden emitir sonidos que utilizan para comunicarse entre sí dentro del follaje.
Estas vocalizaciones mantienen los vínculos entre las parejas y refuerzan la cohesión de la bandada.
Cuando avistan a sus depredadores suelen emitir fuertes chillidos.
En cautividad pueden aprender a imitar palabras, frases y otros sonidos, para lo cual demuestran una gran capacidad de aprendizaje, posible gracias al gran desarrollo de su cerebro.
Aunque no conocen el significado de las voces que emiten, pueden pronunciarlas en momentos adecuados debido a su capacidad de asociar los sonidos a determinadas situaciones.
Entre los mejores imitadores del habla humana se encuentran el Yaco (Psittacus erithacus) y las Amazonas (género Amazona).
Poseen plumajes llamativos, predominan los colores verdosos aunque existen especies con tonalidades de la gama del rojo, amarillo, azul y también el blanco y el negro.
El pico de los Psitaciformes presenta unagran capacidad de movimiento respecto del de otras aves.
Entre el maxilar y los huesos frontales y nasales existe una artlculaclón blen desarrollada que les permite una gran apertura.
De esta manera, junto con su conformación robusta y ganchuda, el pico resulta un buen auxiliar para sostenerse de un tallo.
En cuanto a su estructura, la parte superior presenta una proyección que les permite asegurar los frutos y semillas para descascararlos.
La mandíbula tiene el extremo cortante, lo cual les posibilita desmenuzar las cáscaras duras.
La mayoría de los loros vive en las zonas tropicales y algunos en las templadas, principalmente en América del Sur, Australia y África.
También se encuentran en países de América Central, Nueva Zelanda, Nueva Guinea, sur de Asia y en algunos puntos de la Península Arábiga y de Estados Unidos.
En América del Sur abundan los loros del género Amazona, las cotorras y los grandes guacamayos.
Los loros inseparables (género Agapornis) son africanos, mientras que las cacatúas y los periquitos (género Melopsittacus) habitan en el sur de Asia y Oceanía.
Sólo unas pocas especies viven en zonas montañosas, entre los 3.000 y los 4.000 metros de altura.
La cotorra de Kramer (Psittacula krameri) es el psitácido con la distribución más amplia del planeta.
Sin embargo, numerosas especies se encuentran restringidas a zonas puntuales o incluso a pequeñas islas, siendo endémicas (exclusivas) de dichos lugares.
El cortejo, en general, es sencillo y consiste en acciones como inclinarse, bajar las alas y menear la cola.
Antes de la cópula se verifican leves picoteos, acicalamiento mutuo y alimentación de cortejo.
Construyen sus nidos en los huecos de los árboles, entre las rocas, en el suelo o mediante el entrelazado de ramas y palitos.
La cotorra (Myiopsitta monachus) es la única especie de la familia que emplea ramitas para construir sus nidos comunales.
Se encuentran conformados por un número variable de cámaras de cría, las cuales son ocupadas durante todo el año por varios individuos.
En cambio, durante la época de cría, cada cámara es ocupada sólo por una pareja de adultos criadores.
Algunas especies, como el loro barranquero (Cyanoliseuspatagonus), excavan galerías en los acantilados, donde se agrupan en colonias verdaderamente numerosas, compuestas por hasta decenas de miles de ejemplares.
Ponen de 2 a 5 huevos y excepcionalmente más.
Son incubados principalmente por las hembras y el macho puede encargarse de cuidar el nido.
La incubación dura cerca de 20 días, pero se extiende un poco más en las especies de mayor tamaño.
En algunas especies los pichones presentan un desarrollo lento.
Nacen con escasas plumas o sin ellas y el plumaje adulto puede tardar varios años en adquirirse.
Los rasgos de las patas caracterizan al orden.
El tarso es corto y fuerte.
Tienen sus cuatro dedos carnosos: el primero y el cuarto están dirigidos hacia atrás, mientras que el segundoy el tercero lo están hacia adelante.
Así, sus patas resultan muy eficaces en su función prensil, adaptadas para desplazarse entre las ramas y manipular el alimento.
En cambio, son muy torpes al caminar sobre el suelo.
Como sucede en otras aves trepadoras, losPsittaclformes tienen uñas largas, curvas y filosas para aferrarsey facilitar el desplazamiento entre las ramas de los árboles.