RESCATE DE PICHONES DE AVES



Descargar este documento en formato pdf.

¿Qué actitud se debe adoptar al encontrar un pichón o juvenil de ave aparentemente caída del nido, perdido o abandonado por sus padres?


Para saberlo lea y siga estas indicaciones:

a) Se debe averiguar la razón por la cuál esta solo (si se encuentra en un lugar que puede ser atacado por depredadores colocarlo a salvo en un lugar bien cercano a donde se encontraba).

¿Como saber si está abandonado?: Ocultarse cerca de donde está el pichón para darla oportunidad de que los padres le lleven alimento. Generalmente la mayoría de las especies alimentan a sus pichones cada 20 a 30 minutos (las rapaces pueden demorar más tiempo). Obviamente si son alimentados no están abandonados.

Entonces existen dos posibilidades:

1) Fue abandonado por sus padres. (Seguir leyendo en b).

2) Salió del nido por razones naturales. En la mayoría de las aves rapaces nocturnas y otras especies los pichones se van del nido estando todavía muy inmaduros e incapaces de volar. En éste caso solamente se debe asegurar que el lugar en que se encuentra el ave está a salvo de depredadores, si no es así colocarlo en un lugar seguro, cerca de donde se encontró para que sus padres sigan alimentándolo. No hacer nada más.



b) Se debe realizar la siguiente determinación.

1) Lo cuidará quien lo encontró. (Seguir leyendo en c).

2) Será llevado a un centro de rescate. (Seguir leyendo en d).



c) Lo primero que se debe comprobar es su estado de salud.

Existen dos posibilidades:

1) A la observación se presenta sano, vivaz, atento, sin heridas ni fracturas aparentes. (Seguir leyendo en e).

2) A la observación se aprecia que no está sano. (Siga leyendo en f).


d) Para llevarlo a un centro de rescate o asistencia se deben tomar las siguientes precauciones:

1) Para capturarlo:

I) Si es grande y se defiende con sus garras o pico (caso de las rapaces y otras especies) tirarle una manta o trapo grande por encima y fijarle las patas juntas con cinta engomada o aisladora. Si es posible hacer lo mismo en el pico.

II) Si es pequeño e inofensivo, simplemente tomarlo con las manos suavemente y trasportarlo. Los cuidados deben enfocarse a no apretarlo y que pueda estar respirando libremente.

2) Para transportarlo:

I) Lo mejor es llevarlo en una caja de cartón que sea adecuada al tamaño del ave, que no sobre mucho espacio ni que esté muy apretada. Pueden ser usadas igualmente jaulas.

II) Debe permanecer a oscuras. Si se transporta en una jaula debe estar envuelta en una tela oscura.

III) Tiene que disponer de buena ventilación (agujeros en las paredes de la caja o tela de la jaula).

IV) Al transportar evitar movimientos bruscos, sacudones, golpes y vuelcos de la caja o jaula.

V) No golpear las paredes o mover la caja o jaula para saber si el ave aún está viva (se debe observar por los orificios de la misma)

VI) No dejar que sean niños quienes lleven la caja o jaula.

VII) Evitar que otros animales husmeen, ladren, arañen o ataquen la caja o jaula.

VIII) No alimentarlo ni darle agua (siempre que se llegue al lugar de rescate en menos de dos horas).

IX) Evitar toda causa de estrés.


e) Capturarlo.

I) Si es grande y se defiende con sus garras o pico (caso de las rapaces y otras especies) tirarle una manta o trapo grande por encima y fijarle las patas juntas con cinta engomada o aisladora. Si es posible hacer lo mismo en el pico.

II) Si es pequeño e inofensivo, simplemente tomarlo con las manos suavemente y trasportarlo. Los cuidados deben enfocarse a no apretarlo y que pueda estar respirando libremente.

2) Para transportarlo:

I) Lo mejor es llevarlo en una caja de cartón que sea adecuada al tamaño del ave, que no sobre mucho espacio ni que esté muy apretada. Pueden ser usadas igualmente jaulas.

II) Debe permanecer a oscuras. Si se transporta en una jaula debe estar envuelta en una tela oscura.

III) Tiene que disponer de buena ventilación (agujeros en las paredes de la caja o tela de la jaula).

IV) Al transportar evitar movimientos bruscos, sacudones, golpes y vuelcos de la caja o jaula.

V) No golpear las paredes o mover la caja o jaula para saber si el ave aún está viva (se debe observar por los orificios de la misma)

VI) No dejar que sean niños quienes lleven la caja o jaula.

VII) No permitir que otros animales husmeen, ladren, arañen o ataquen la caja o jaula.

VIII) Evitarle toda causa de estrés.

La caja o jaula de trasporte puede ser también utilizada como lugar de residencia del ave hasta que ésta sea liberada.

El siguiente paso es saber alimentarlo. (Siga leyendo en g).


f) ¿Qué hacer si el ave no se presenta sana?

Se debe tratar de identificar que problema tiene:

1) Fractura.
Los dos lugares de fractura de huesos más comunes son las alas y las patas. Es relativamente fácil diagnosticarlo ya que el miembro tiene forma y/o movimientos que no son los naturales (es posible comparar las formas y movimientos del par de miembros homólogos para ver posibles diferencias entre ellos).

Se pueden presentar dos posibilidades ante una fractura.
I) Abierta, junto a un hueso quebrado hay una herida (Seguir leyendo en i).

II) Cerrada, únicamente hay una fractura. No hay heridas. (Seguir leyendo en ii).

i) En caso de fractura abierta debe comenzarse por desinfectar la herida (iodóforo), tres veces por día, durante dos días. Se debe tratar de mantener el miembro más o menos inmovilizado para que no se agrave ni duela. Se debe administrar un antibiótico, durante 7 días.

Luego de los dos primeros días de desinfección, si la herida aparenta estar bien se debe inmovilizar el miembro durante 20 días.

Si es un ala debe plegarse en su lugar, contra el cuerpo, y con una cinta aisladora rodear el cuerpo apretando el ala contra el mismo en posición normal. La otra ala debe quedar libre.
En caso que el ave despida olor o se encuentre decaída sacar la cinta y revisar la herida.

Si es una pata debe plegarse en su lugar, contra el cuerpo, y con una cinta aisladora rodear el cuerpo apretando la pata contra el mismo en posición normal. La otra pata debe quedar libre.
En caso que el ave despida olor o se encuentre decaída sacar la cinta y revisar la herida.

ii) En caso de fractura cerrada proceder de la siguiente forma:

Si es un ala debe plegarse en su lugar, contra el cuerpo, y con una cinta aisladora rodear el cuerpo apretando el ala contra el mismo en posición normal. La otra ala debe quedar libre.
En caso que el ave despida olor o se encuentre decaída sacar la cinta y revisar la herida.

Si es una pata debe plegarse en su lugar, contra el cuerpo, y con una cinta aisladora rodear el cuerpo apretando la pata contra el mismo en posición normal. La otra pata debe quedar libre.
En caso que el ave despida olor o se encuentre decaída sacar la cinta y revisar la herida.

Éste tratamiento puede tener éxito o no. Por esa razón siempre lo más conveniente es consultar un veterinario dedicado a aves y/o mascotas..

2) Heridas.

En general las heridas en las aves tienen poco sangrado. Si existiera debe comprimirse la zona sangrante hasta que se detenga la hemorragia.

Tanto las heridas grandes como pequeñas terminan cicatrizando. Lo importante es evitar o cortar la infección. Con curas de iodóforo tres veces por día y algún antibiótico es suficiente. Seguir con este tratamiento hasta que la herida cierre.

3) Otros estados patológicos.

Muchas veces no hay signos claros de una enfermedad para que una persona sin conocimientos pueda hacer un diagnóstico como en los casos anteriores.

Se puede apreciar al ave que no come y/o está decaída y/o tiene diarrea y/o estornuda o tose. En éstos casos se debe administrar un antibiótico. Es importante que lo vea un veterinario dedicado a las aves o mascotas.


g) Alimentación y nido.

Alimentación:

Para saber que alimento suministrar al pichón se debe saber si es una rapaz o no, ya que las demás especies pueden ser alimentadas, en principio con la misma comida.

Como saber si es una rapaz.  Dos datos son fundamentales para saberlo:

I) Pico relativamente voluminoso y grueso, ganchudo.
II) Patas fuertes y con uñas en forma de garra.

Si es una rapaz seguir leyendo en *.
Si no es una rapaz seguir leyendo en **.

*) Alimentando una rapaz.

Administrar carne picada colocándola dentro del pico de la rapaz. Con el paso de los días abrirá el pico pidiendo ser alimentado cuando ve llegar la carne. Cuando tenga algunos días acostumbrado a la comida poner carne en el suelo hasta que comience a comerla por voluntad propia. A partir de allí seguir de esta forma.
Administrar carne hasta que se note un crecimiento en el buche.
Repetir la comida cada vez que el buche desaparezca.

No es necesario administrar agua ya que la extrae en cantidad suficiente de la carne.

No dar otra alimentación hasta que sea liberado.

Nunca dar pan, leche u otras comidas.

Evitar que el ave se acostumbre a la presencia humana administrando la comida desde atrás de una tela o cortina. No debe ver quien lo alimenta para evitar la improntación.

El próximo paso es la reintroducción en su hábitat. (Seguir leyendo en h).


**) Alimentando un ave de otra especie.

Cuando no se trate de una rapaz, si bien cada especie da su tipo de alimento, este puede ser el alimento a para administrar:
Hervir un huevo y una papa (sin sal) durante 10 minutos.
Pisarlos con un tenedor (puré).
Guardar en la heladera.

Cuando se tenga que administrar, tomar un poco de la heladera, agregarle algo de agua (para que quede chirlo). Introducirlo en una jeringa de dar inyecciones, abrir el pico, poner la punta de la jeringa hasta dentro de la garganta y descargar el alimento.
Cuando el buche sea notorio dejar de alimentar.
Repetir cuando el buche se vacíe.

No es necesario administrar agua ya que la extrae en cantidad suficiente del puré.

No dar otra alimentación hasta que sea liberado.

Nunca dar pan, leche u otras comidas.

Evitar que el ave se acostumbre a la presencia humana administrando la comida desde atrás de una tela o cortina. No debe ver quien lo alimenta para evitar la improntación.

Nido:

Construir un nido, de tamaño adecuado al ave, con papel de cocina sobre un plato hondo (sopero).
Mantener una temperatura adecuada. Se puede usar una bombita eléctrica de 60 watts, a 25 centímetros por encima del pichón y en un extremo del nido. De esa forma la cría pueda alejarse o acercarse a la fuente de calor. También es posible como forma alternativa colocar una bolsa de agua caliente bajo el nido. Lo mejor es alternar la bombita durante el día y la bolsa de agua caliente en la noche.

El próximo paso es la reintroducción en su hábitat. (Seguir leyendo h).


h) Liberación.

La liberación y reintroducción en su medio ambiente es el último paso a seguir.

Se deben llenar estos requisitos para que el ave pueda ser reintroducida:

1) Volar, nadar, correr (según sea/n su modo/s de desplazarse) de forma normal.
2) Alimentarse por si solo.
3) Que sus dos ojos estén sanos y con buena visión.
4) Que no tenga impronta.
5) Bien alimentado. Una vez liberado debe dejársele comida, donde fue soltó, por si no encuentra por su cuenta otro alimento.
6) Sano.

Siempre que sea posible liberarlo en el mismo sitio donde se capturó, al amanecer y con buen clima.

De no ser posible, liberarlo en un ambiente y en las condiciones con las siguientes características:

1) Medio ambiente donde normalmente vive la especie (monte, bañado, costa marina, etc.).
2) En una zona donde habitualmente no se encuentren personas.
3) En lo posible alejado de posibles depredadores de la especie.
4) Cerca de donde pueda encontrar alimento (de acuerdo a su especie) y agua.
5) Lejos de aerogeneradores y otras ingenierías humanas.
6) Dejarlo salir por propia voluntad de la caja o jaula.
7) Esperar 1/2 hora antes de liberarlo luego de haber concluido el viaje hacia el lugar de suelta.
6) En horas del amanecer.
7) Buen clima.


ALGUNOS DATOS QUE PERMITAN CONOCER APROXIMADAMENTE LA EDAD DE UN PICHÓN NIDÍCOLA

PRIMER DÍA DE VIDA: Ojos cerrados. Presenta escaso plumón. Agarra lo que se coloca en sus patas. Traga lo que se le coloque en el pico. Se desplaza arrastrándose torpemente. Puede estirar su cuello para pedir comida. Levanta su parte posterior para expulsar las heces.

SEGUNDO DÍA DE VIDA: Tiene bastante plumón. Comienza a piar pidiendo comida.

DÍAS TRES Y CUATRO DE VIDA: En las alas comienzan a aparecer plumas. Abre los ojos

DÍA CINCO DE VIDA: Comienza a arreglarse las plumas con el pico. Sus patas le permiten incorporarse para pedir o recibir alimentos.

DÍA SEIS DE VIDA: Ojos totalmente abiertos y mira en diferentes direcciones.

DÍA SIETE DE VIDA: Pía fuertemente pidiendo comida. Es asustadizo, tanto como para salir del nido.

DÍAS OCHO Y NUEVE DE VIDA: Tiene el cuerpo cubierto por las plumas. Agita fuertemente las alas pidiendo comida.

DÍAS DIEZ A DIEZ Y SEIS: Abandona el nido. Hace sus primeros vuelo. Picotea la comida pero sigue pidiendo a sus padres alimento. Toma agua por si mismo. Permanece quieto salvo en el momento de comer. Huye cuando alguien se le acerca. Puede producir diferentes sonidos según la especie.

DÍAS DIEZ Y SIETE A VEINTIOCHO: Proceso en que se independiza gradualmente de los padres. La cola esta crecida hasta la mitad de su longitud normal. Si bien es capaz de alimentarse solo aún sigue a los padres reclamando alimentos.



                                                       COMO EVITAR LA IMPREGNACIÓN

1) Infórmese sobre los hábitos y comportamientos del ave que está criando para imitar a los padres.

2) Coloque un espejo, en la caja o jaula, en el que pueda ver su cuerpo entero.

3) Imite los sonidos de su especie o use grabaciones.

4) Trate de confeccionar un muñeco con la forma, tamaño y colores similares a los adultos de su especie. Esta

     especie de maniquí debería ser de forma que el pico sea la jeringa con la que se administra el alimento.

5) Evite exponerse donde pueda ser visto por la cría.



 



Fatbirder's Top 500 Birding Websites